Kularnava Tantra. Camino de circulación del significado

Автор: Beatriz E. Valdez

Журнал: Revista Científica Arbitrada de la Fundación MenteClara @fundacionmenteclara

Статья в выпуске: 1, Vol. 1, 2016 года.

Бесплатный доступ

Realizo una lectura no lineal del Kularnava Tantra para lo cual he transformado el texto previamente en grafo textual usando R, y luego lo he visualizado y analizado con Gephi, tomando como referencia indicadores provenientes de la teoría de grafos, tal como se emplea en el análisis empírico de redes sociales. Este procedimiento me ha permitido recuperar el patrón argumentativo central del Kularnava, su agenda central, que vertebra las diferentes comunidades temáticas del grafo, creando el camino por el cual circula el significado del texto. Esta agenda principal, señala que el gurú es la llave para, a través del conocimiento y del deseo de Shakti, facilitar al hombre el descubrimiento de su deidad interior.

Еще

Grafos textuales, Kularnava Tantra, Redes textuales, Semántica, Discurso, Narrativa, Sistema, Estructura, Contexto, Interpretación, Visualización, Diagrama, R-project, Gephi

Короткий адрес: https://readera.org/170163602

IDR: 170163602   |   DOI: 10.32351/rca.v1.1.13

Фрагмент статьи Kularnava Tantra. Camino de circulación del significado

Introducción

En general, un grafo es un objeto matemático compuesto por puntos y por líneas que unen esos puntos[1]. Los puntos también reciben los nombres de nodos o vértices. Las líneas, de aristas o arcos. Las conexiones entre los nodos y las aristas crean una estructura emergente. La estructura del sistema analizado. La teoría de grafos se vale de aquélla para diagramar y modelar problemas en diversos campos de la ciencia y la tecnología, así como para plantear las soluciones posibles2. Una red[2] es un tipo especial de grafo que contiene información adicional sobre los nodos, sobre los vértices o sobre ambos (Batagelj , de Nooy, & Mrvar, 2011).

En las ciencias sociales y en las humanidades la teoría de grafos se utiliza, entre otras aplicaciones posibles[3], para analizar grandes volúmenes de texto5. En este contexto el grafo comúnmente recibe el nombre de grafos (o redes) textuales. Un grafo textual es un tipo de grafo en el que las palabras (conceptos, temas, tópicos) de un texto se representan como nodos y los vínculos entre las palabras, dependiendo del tipo de relación que se desea analizar6, expresan relaciones semánticas, relaciones causales, relaciones lógicas, relaciones temporales, o, simplemente, el patrón de co-ocurrencia de las palabras a lo largo del texto.

Uso el patrón de co-ocurrencias de las palabras para establecer las relaciones entre éstas. Considero, siguiendo a Dmetry Paranyushkin (Paranyushkin, Text Network Analysis, 2010; Paranyushkin, Identifying the pathways for meaning circulation using text network analysis, 2011; Paranyushkin, Visualization of text's polysingularity using network analysis, 2011), que cualquier metodología para crear grafos textuales que construye las conexiones entre las palabras en la fase de extracción del grafo estableciendo relaciones semánticas, lógicas, temporales o causales, si bien ayudan a obtener una mejor comprensión del texto, le agregan un sesgo subjetivo, e incluso cultural, a la estructura del grafo.

En el presente trabajo, me he propuesto hacer una lectura no lineal del “Kularnava Tantra. El rito de las cinco cosas prohibidas” (Pandit, 1980), empleando grafos textuales. Para ello, me he formulado las siguientes preguntas:

• ¿Qué conceptos claves dentro del Kularnava funcionan como camino principal para la circulación del significado del texto? ¿Es posible identificar circuitos alternativos?

• ¿Qué comunidades o cluster temáticos podemos recuperar del Kularnava en la presente lectura?

• ¿A qué tipo de estructuras narrativas se asemeja el Kularnava?

He dividido el trabajo en tres partes. En la primera ofrezco una explicación básica sobre los grafos textuales, de algunos de sus antecedentes y supuestos. En la segunda expongo la metodología de extracción de grafos, el procedimiento para interpretarlos, así como las ventajas y desventajas de su empleo. En la tercera analizo el Kularnava Tantra como grafo textual.

Grafos textuales. Antecedentes

Al usar grafos textuales para analizar textos sigo la línea de investigación desarrollada por diversos autores, particularmente desde finales de los años 70, en las que se aplicaban los grafos para analizar textos, develar su estructura narrativa y, con ello, mejorar la comprensión de aquéllos (Bruce & Newman, 1978; Lehnert, 1981; Carley, 1993). Particularmente, me ubico dentro de la perspectiva metodológica planteada por Dmetry Paranyushkin (Paranyushkin, Text Network Analysis, 2010; Paranyushkin, Identifying the pathways for meaning circulation using text network analysis, 2011; Paranyushkin, Visualization of text's polysingularity using network analysis, 2011) al basarme exclusivamente en la teoría de grafos para develar esa estructura.

Para Bruce y Newman, los cuentos, las conversaciones y las actividades humanas pueden analizarse bien como una secuencia de acciones orientadas a obtener un fin o bien como el conjunto de acciones que diseña el actor a partir de los posibles resultados que, de acuerdo con su percepción, pueden desencadenar ciertas condiciones del entorno. Los planes reciben el nombre de unidades argumentativas (plot units). Pueden ser planes individuales, planes de interacción y/o planes virtuales. Los autores se valen de grafos para visualizar los planes. Los nodos representan las unidades argumentativas, en tanto que las creencias, percepciones e intenciones modelan las conexione entre las unidades.

El grafo, por tanto, ayuda a identificar el conjunto de entidades presentes en la historia (acciones, intenciones, creencias, estados de ánimos, entre otras posibilidades) conjuntamente con la relación entre esas entidades -de las cuales emerge explícitamente cada uno de los planes diseñados por los actores en la narrativa. Así, se obtiene la configuración, o el grupo de configuraciones, que propone el texto y, a la vez, se mide con mayor precisión su complejidad multidimensional.

Lehnert también considera que una estructura narrativa puede representarse a través de un grafo extrayendo las unidades argumentativas. Pero incluye, además de la secuencia de acciones, los afectos presentes (negativos, positivos, y estados mentales) en el texto. Tales afectos se vinculan entre sí tomando en consideración las motivaciones, las actualizaciones, las terminaciones y las equivalencias que realizan los actores.

Las conexiones, dependiendo de la extensión del texto analizado y de su complejidad, generan al menos tres tipos de estructuras, señala Lehnert, y, con ello, dan lugar a tres posibles representaciones de los grafos. El primer tipo de grafo surge de textos muy cortos; suele tener un único eje temático, con unidades argumentativas fuertemente vinculadas entre sí. La segunda modalidad de grafo proviene de textos más largos y complejos. Contiene varios ejes temáticos densamente interrelacionados. Las distintas unidades argumentativas pudieran solaparse entre sí.

La última modalidad de grafo contiene múltiples ejes temáticos, de 50 0 más nodos, fuertemente interrelacionados entre sí, pero débilmente relacionados con otros ejes temáticos del grafo. Generalmente la unión entre los distintos ejes se estable a través de nodos únicos que funcionan de manera análoga a un puente entre las diferentes comunidades temáticas. Por consiguiente, si estos nodos se eliminan, el grafo colapsaría en un conjunto de grafos independientes. Lehnert propone analizar los dos primeros tipos de grafos tomando como referencia las unidades temáticas, en tanto que el análisis del tercer tipo de grafo, sugiere, debe centrarse precisamente en aquellos nodos que unen los distintos ejes temáticos.

Carley usa directamente las palabras del texto como unidades de análisis. Construye el grafo tomando en consideración las relaciones entre las palabras. Ya no es necesario codificar unidades argumentativas ni afectos. Carley, sin embargo, categoriza los temas antes de extraer el grafo textual. A la visualización de esta red la denomina mapa de análisis (map analysis). La autora ofrece, además, algunas recomendaciones sobre qué elementos dentro del texto pueden emplearse para establecer las conexiones entre los conceptos, así como las posibles modalidades de esas relaciones. Con su aproximación, el texto puede analizarse desde un punto de vista cualitativo, pero también desde un punto de vista cuantitativo.

Paranyushkin retiene gran parte de los procedimientos e incluso de los conceptos desarrollados por Bruce y Newman, Lehnert y Carley. No obstante, lo que es totalmente diferente, y en nuestra opinión de gran valor para el análisis del discurso, particularmente en las ciencias sociales, es que el autor no agrega ninguna capa adicional al texto, sea esta un conjunto de categorías o de relaciones semánticas/ /afectivas/causales/temporales durante el proceso de generación del grafo. De esta manera, se pospone al máximo, cualquier intromisión cognitiva en la trama, como señala el propio Paranyushkin. Los conceptos se extraen del texto, tal como se presentan, y las relaciones se establecen de acuerdo con el patrón de co-ocurrencia de cada par de conceptos a lo largo del texto.

Paranyushkin emplea la estructura emergente para interpretar el grafo usando indicadores establecidos en la teoría de grafos. Esa estructura no sólo capta las conexiones entre las palabras sino también la intensidad de las relaciones entre ellas. Las relaciones semánticas entre las palabras las establece el observador, al interpretar la imagen y, posiblemente, analizarla desde una perspectiva comparativa. De esta forma, nos indica el autor, el texto habla por sí mismo.

Grafos textuales. Supuestos

Al emplear grafos para analizar e interpretar textos, específicamente el discurso presente, parto de una serie de supuestos relacionados con la posibilidad de modelar, analizar y comprender textos usando estas herramientas[4].

Cualquier texto puede modelarse empleando grafos. Los grafos se han usado para analizar sistemas, tomando como referencia la estructura emergente creada por las relaciones que se establecen entre los elementos del sistema. Esta aproximación analítica permite, por un lado observar el sistema desde diversos ángulos, y por el otro, detectar patrones, problemáticos o no, en esta estructura. En un texto las palabras se representan como nodos -los elementos del sistema-, en tanto que las aristas modelan las relaciones entre las palabras.

Еще

Список литературы Kularnava Tantra. Camino de circulación del significado

  • Alexa, M. (1997). Computer-Assisted Text Analysis Methodology in the Social Science. Mannheim: Zuma.
  • Bakhtin, M. (1981). The dialogic imagination: Four essays. Austin: University of Texas Press .
  • Bakhtin, M., & Emerson, C. (1984). Problems of Dostoevsky's poetics. Minneapolis: University of Minessotta Press.
  • Batagelj , V., de Nooy, A., & Mrvar, A. (2011). Exploratory social network analysis with Pajek. Cambridge: Cambridge University Press.
  • Brandes, U., Eiglsperger, M., Herman, I., Himsolt, M., & Marshall, M. S. (2002). GraphML progress report structural layer proposal. Graph Drawing, 501-512.
  • Bruce, B., & Newman, D. (1978). Interacting plans". Cognitive Science, 195-233.
  • Carley, K. (1993). Coding choices for textual analysis: A comparison of content analysis and map analysis. Sociological Methodology , 75-126.
  • Chartrand, G. (1985). Introductory Graph Theory. New York: Dover.
  • Clifford E., W. (2014). The Plot of the Plot: Graphs and Visualizations. The Journal of Modern Periodical Studies , 94-109.
  • Csardi, G., & Nepusz, T. (2006). The igraph software package for complex network research. InterJournal Complex Systems, 16-95.
  • Diesner, J. (2012). Uncovering and managing the impact of methodological choices for the computational construction of socio-technical networks from texts. Pittsburgh: Carnegie Mellon University. School of Computer Science.
  • Dyer, M. G. (1983). The Role of Affect in Narratives. Cognitive Science, 211-242.
  • Feinerer, I., Hornik, K., & Meyer, D. (2008). Text Mining Infrastructure in R. Journal of Statistical Software , 1-54.
  • Gephi Consortium. (2011). Gephi Tutorial Layouts. Gephi .
  • Giudici E., R., & Bris Lluch, A. (1997). Introducción a la teoría de grafos. Caracas: Ediciones de la Universidad Simón Bolívar.
  • Jacomy, M., Bastian, M., & Heymann, S. (2009). Gephi: an open source software for exploring and manipulating networks. ICWSM, 361-362.
  • Lehnert, W. G. (1981). Plot units and narrative summarization. Cognitive Science , 293-331.
  • Lewin, K. (2013). Principles of Topological Psychology. Worcestershire: Read Books ltd.
  • Lok, S., & Feiner, S. (n.d.). A Survey of Automated Layout Techniques for Information. New York: Dept. of Computer Science.
  • Morris, P. (Ed.). (1994). The Bakhtin's Reader. Selected Writings of Bakhtin, Medvedev and Voloshinov. London.
  • Nodus Lab. (2012). Exploring the spatial distribution of narrative structures. Retrieved from Text Atlas: http://textatlas.tumblr.com/
  • Pandit, M. P. (1980). Kularnava Tantra. Rito de las cinco cosas prohibidas. Editorial Eyras.
  • Paranyushkin, D. (2010). Text Network Analysis. Retrieved 2012, from http://issuu.com/deemeetree/docs/text-network-analysis
  • Paranyushkin, D. (2011). Identifying the pathways for meaning circulation using text network analysis. Retrieved 2012, from Nodus Lab: http://noduslabs.com/research/pathways-meaning-circulation-text-network-analysis/
  • Paranyushkin, D. (2011). Visualization of text's polysingularity using network analysis. Prototype Letters, 256-278.
  • R Core Team. (2015). R: A Language and Environment for Statistical Computing. RCT2015.
  • Ryan, M.-L. (2007). Diagramming narrative. Semiotica, 11-40.
  • Solé, R., Corominas Murtra, B., Valverde, S., & Steels, L. (2010). Language Networks: their structure, function and evolution. Complexity, 20-26.
  • Tamassia, R. (Ed.). (2013). Handbook of Graph Drawing and Visualization. CRC Press.
Еще
Статья научная